El Pueblo

Castrillo de la Reina es un precioso rinconcito castellano ideal para desconectar del estrés de la ciudad. Un paseo hacia la fuente de abajo o de arriba son algunas de las actividades relajantes de las que disfrutar, junto con una visita al alto de La Muela desde donde se puede contemplar el paisaje de los alrededores (ver foto abajo). Para actividades más movidas está disponible para uso público el frontón y las canchas deportivas.

Existen varios bares en el pueblo donde poder entablar una agradable conversación con los amables vecinos, tanto jóvenes como mayores. La Cueva de Ra además ofrece excelentes menús para comidas y tiene a la venta jamón, cecina, lomo y chorizo curado de forma casera. El Chiringuito es un bar con mucho ambiente. Bar Mariano es ideal para jugar una partida de cartas o tomar el pincho del domingo.

Relajación / Vistas

Alto de La Muela

Vista desde el alto de La Muela, donde se puede contemplar el paisaje de los alrededores. Este monte de poca altura, situado casi en el seno del pueblo, es ideal para un paseo corto, contemplar las vistas, ver el atardecer (o amanecer para los madrugadores), leer o hacer picnic.

Arquitectura gótica

Iglesia

La iglesia gótica, situada en el centro del pueblo, alberga cada año la obra de teatro sobre la historia / leyenda "Los Siete Infantes de Lara".

También puede visitarse cada domingo, cuando abre sus puertas semanalmente a sus feligreses.